All for Joomla All for Webmasters

Blog

mar 11
computer_data_180_144

Práctica profesional con impronta digital

El quehacer profesional del Derecho implica desafíos cotidianos tanto para los abogados como para los estudiantes de la carrera. Con la inclusión de las nuevas tecnologías, un grupo de docentes busca generar innovaciones en la enseñanza para promover una mejor inserción en el mercado laboral.

El servicio de patrocinio jurídico gratuito es el corazón de la materia Práctica Profesional que deben hacer los alumnos de la Universidad de Buenos Aires antes de recibirse de abogados. Se trata del primer desafío tangible al que se enfrentan los futuros letrados, que además cubre una necesidad concreta de muchísima gente que requiere de los servicios de un abogado y no puede pagarlo.

La inclusión de la tecnología comenzó a ser un engranaje fundamental a la hora de mejorar la experiencia de aprendizaje, a partir de la inclusión del Campus Virtual del CITEP, desarrollado sobre la plataforma Moodle, un software open source diseñado para facilitar a profesores la gestión de cursos virtuales para sus estudiantes. Se trata de un sistema de gestión de aprendizaje virtual. La implementación realizada a través de las profesoras y estudiantes de Derecho apunta a llevar los estudios y las tareas de la profesión un paso más allá de las posibilidades diarias de la práctica profesional.

Lo trabajado sobre estos espacios virtuales sirve para acompañar, complementar y enriquecer la tarea que realizada por la cátedra en clases presenciales. Los estudiantes encuentran allí material elaborado por sus docentes o compañeros, trabajos prácticos, materiales de consulta y espacios para la realización de intercambios o consultas entre pares y con sus docentes.

La profesora Malena Totino Soto, unn de las gestoras del proyecto, señala que “la herramienta Moodle, a través de la cual creamos un aula virtual, apoya la propuesta pedagógica que centra sus objetivos en tres fases: desarrollar las capacidades propias del abogado con estrategias para la resolución de conflictos, para la investigación científica y para la elaboración de normas. Además, nos permitió generar un modelo de organización y gestión de un estudio jurídico en función de las herramientas digitales disponibles masivamente”. El objetivo de la iniciativa es tender un puente entre las prácticas académicas y las prácticas profesionales.

Otra de las ventajas de esta herramienta es la confección de documentos colaborativos. Con ellos, los futuros abogados podrán escribir artículos o redactar diversos textos técnicos de manera conjunta y simultánea con una visión global de los contenidos. Es un hecho que la evolución tecnológica avanza de manera exponencial, y es en ámbitos académicos como el presentado que se propone que el letrado pueda recorrer el camino digital sin perder de vista el mercado laboral que cambia día a día.

Fuente: Diario Judicial. Para ver la nota completa:

http://www.diariojudicial.com.ar/noticias/Practica-profesional-con-impronta-digital-20101224-0003.html